Presentación

El creciente interés de la ciudadanía por la salud, el bienestar y la calidad de vida ha generado en los últimos años un notable incremento de todo tipo de ofertas, y de comunicaciones comerciales, referidas a productos que prometen efectos positivos para esa salud y bienestar.

Entre esas ofertas se encuentran no sólo los medicamentos, los productos sanitarios o los denominados alimentos funcionales, cometidos a controles que garantizan su utilidad terapéutica o preventiva antes de ser publicitados o promocionados en el mercado

También otros bienes y servicios de muy diferente naturaleza: cosméticos y de cuidado personal; materiales, aparatos, técnicas y métodos de diversa índole; comidas y bebidas de consumo ordinario, o complementos alimenticios que pretenden tener también beneficios para la salud.

Y ahí nos adentramos en el mundo de los denominados “productos milagro”.

Contenido

Compartir contenido: